Motos de estilos diferentes

Si le gustan las emociones fuertes y los deportes extremos, puede que le llame la atención practicar enduro o motocross. No, no son lo mismo. La diferencia más notoria entre ellas es que la primera es al aire libre, mientras que la segunda, el motocross, se realiza en un circuito cerrado. Aunque las dos son un magnifico deporte o pasatiempo, el enduro se ha venido haciendo más popular por el contacto que se tiene con la naturaleza, nada como una pista natural con sorpresas en cualquier lugar.

Este consiste en una carrera en la que los recorridos son etapas establecidas por tiempo, esto lo estipulan las organizaciones reguladoras. Estas etapas suelen ser pruebas cortas en los que se requiere de destreza, velocidad y habilidad con la moto, donde el ganador será quien cumpla con las etapas en el tiempo establecido o los que terminen en el menor tiempo las competencias cronometradas.

Diferencias entre de enduro y motocross

Sus diferencias más marcadas son en cuanto a resistencia, las enduro tienen suspensiones mucho más blandas, el motor trabaja con menos revoluciones y tienen piezas o accesorios que las motocross no, como luces y espejos, pero, por supuesto, son más pesadas. Además, estas pueden circular sin problemas por cualquier vía pública porque cumplen con las normativas de tráfico.

Una moto enduro lo saca fácilmente de alguna montaña, porque son muy fuertes y resistentes. Debido a que son hechas para usarse al aire libre están preparadas para soportar agentes adversos. Sus pistas son largas, suelen ser de hasta 60 kilómetros aproximadamente, algo que se debe en parte, a que sus pistas pueden tener vías asfaltadas durante la ruta.

Así mismo, las de motocross tienen más potencia y su carrocería es más liguera, ya que su objetivo es alcanzar grandes velocidades para poder realizar saltos o piruetas. Sus neumáticos son blandos, los manubrios más anchos, su tanque es reducido y la suspensión dura, de amortiguación resistente. Sus pistas son cortas y no pueden usarse para transitar en la ciudad, puesto que no están equipadas para ello.

Ambas son máquinas que necesitan de mucho cuidado por la actividad tan fuerte a la que son sometidas. Así pues, se debe estar al pendiente de realizar las revisiones antes de usarlas y después de ello. Estos son deportes que requieren de grandes inversiones de dinero, una buena opción para controlar un poco los gastos es usando los desguaces. En ellos puede localizar piezas de segunda mano en perfecto estado, garantizadas y por mucho menos de su valor en el mercado.

Visite www.desguacesdemotos.info un directorio que tiene los datos de contacto de tales establecimientos dentro del territorio nacional.