Montar un desguace de la nada

La vida te sorprende cuando menos te lo esperas, tan pronto no tienes nada y acabas con  más de lo que necesitas o lo tienes todo y por una mala gestión o por la mala suerte o por el karma que tan actual esta acabas con una mano delante y otra detrás.

Nosotros nunca hemos tenido nada, solo buena voluntad para trabajar y una unión familiar muy especial, teníamos un vecino llamado Martin, un señor mayor propietario de un pequeño desguace a las afueras del pueblo, un señor sin familia ya que no se casó nunca y fue hijo único. Recuerdo a Martin comiendo los domingos en casa porque mi madre lo traía del brazo para que no comiera solo, y también recuerdo llevarle un plato de verdura la noche que tocaban o torrijas cuando había, era uno más de la familia por eso cuando falleció lo sentimos como a un abuelo. El buen Martin nos dejó el desguace en su testamento así que nos metimos de cabeza en la industria de las piezas y los coches de segunda mano.

Necesitamos mucha ayuda porque no sabíamos nada del tema, lo bueno es que desguaces consolidados como tudesguace ofrecen ayuda a personas que como en nuestro caso no teníamos ni idea de motores o piezas o como se hace para tenerlas. Invertimos algo de dinero en modernizar las instalaciones y cogimos muchas ideas de empresas como reciclaperezoso para dar a los clientes una buena atención. Gracias a internet nos pusimos al día con todos los trámites y pudimos reinaugurar el desguace al que bautizamos desguace Martin en honor a su fundador.

No ha sido fácil, hemos trabajado mucho, mi madre y yo nos encargamos de todos los trámites burocráticos pertinentes como dar de baja a los vehículos en dirección general de tráfico o solicitar las bajas en los ayuntamientos para que los vehículos que van a parar al desguace no, paguen las tasas de circulación, así los clientes no tienen que encargarse de nada y les ofrecemos un servicio completo. Todo esto te lo ofrecen en desguaces consolidados como tudesguace.com y reciclaperezoso.com. Así conseguimos ponernos al día y relanzar nuestro pequeño negocio que gracias a la ayuda del buen señor don Martin hoy es un negocio prospero y que nos da trabajo a todos los miembros de la familia y a Lucas el conductor de la grúa.