El Alaves da la sorpresa en la Copa del Rey de futbol

Cuando dio comienzo la Copa del Rey de fútbol, eran muchos los que pensaban que a la final llegaría en dos equipos por encima del resto. Dos equipos que no eran otros que Real Madrid y Barcelona. Y es que, siendo honestos con todos los aficionados al fútbol que van a leer esta noticia, hay que decir que tanto el equipo de la Ciudad Condal como el equipo de la capital de España, son las dos formaciones que a día de hoy tienen más presupuesto y más posibilidades dentro del fútbol español. Sin embargo, si hay una competición dentro del fútbol nacional que depara muchas sorpresas, esta es sin lugar a dudas la Copa del Rey. Pues dicho y hecho. Las rondas fueron avanzando, el Real Madrid de Zinedine Zidane han quedó eliminado a manos del Celta de Vigo y el FC Barcelona, en un partido épico contra el conjunto de Diego Pablo Simeone, alcanzó la final.

 

El otro equipo que también alcanzó la final de la Copa del Rey de fútbol de este año 2017, fue el conjunto vasco del Alavés. Un conjunto muy modesto, con unos de los presupuestos más bajos del fútbol español actual, fue capaz de derrotar al Celta de Vigo en una semifinal de infarto. No solamente fueron capaces de empatar a cero en el estadio de Balaídos sino que además, en Mendizorroza, fueron capaces de ganar por un tanto de diferencia. Un gol, que llegó bien entrado el segundo tiempo y que fue el resultado de un gran trabajo de todo el equipo. Y es que, a falta de grandes individualidades como puedan tener los equipos punteros del fútbol de nuestras fronteras, el Alavés derrochó garra, sacrificio y sobre todo un espíritu de superación que le ha llevado a este partido único y definitivo.
Eso sí, el problema es que en la final le espera el Barcelona de Luis Enrique. Un equipo, que cuando está en forma se podría decir que es uno de los 3 mejores equipos de fútbol del mundo. No solamente por el gran juego en ataque que tiene sino porque al mismo tiempo es capaz de ejercer una presión defensiva al alcance de muy pocos. Y es que no solamente tienen calidad sino que también tienen un estado físico envidiable. Por todo ello, desde las filas vascas, ya se ha apelado al espíritu de sacrificio que les ha llevado al final para poder imponerse al conjunto blaugrana. En un encuentro de ida y vuelta poco tendrán que hacer. Es por ello por lo que tendrán una defensa muy férrea y tratarán de salir al contraataque siempre que puedan para hacer un gol en la meta rival.